5 sentimientos que hacen que tu evento sea mágico

¿Te has planteado alguna vez cómo la frustración beneficia a tu evento? ¿Sabes qué sentimientos tratar de suscitar entre el público para conseguir que tu evento sea una cita ineludible? Echemos un vistazo a cinco que nos hacen decir  “¡Este evento fue impresionante!

  1. Frustración

La frustración con su inmenso poder puede hacer que un evento sea inolvidable.

Cuando pensamos en la planificación de eventos, siempre nos centramos en crear experiencias sin defectos. Sin embargo, la adición de pequeños elementos de frustración puede mover a unos asistentes estáticos a ser más comprometidos y a estar 100% presentes en el evento.

En un evento, planear momentos de frustración puede hacer que la experiencia sea más sorprendente y gratificante. Pensemos en las colas. Mientras que las colas de registro son completamente inútiles en la mayoría de los eventos, en otros  necesitan estar allí.

Es un signo de la popularidad del evento. Las colas son lo que cuentas después de regresar, por ejemplo, de un concierto. “Esperé 3 horas en la cola, pero fue impresionante”. Nos convencemos de que el evento fue genial  por todo lo que tuvimos que esperar.

Imagina una gran fila de asistentes dispuestos a recoger su tablet para el evento. La expectación que causa, las ganas de saber qué vamos a hacer con ella, y, finalmente, cuando la app de un evento se transforma en una gran herramienta, la sensación de que ha sido un elemento indispensable para el evento cuando nos permite participar en el y estar más cerca de todos los contenidos.

¡Emplear la frustración con moderación y con buenos propósitos puede beneficiarnos mucho!

  1. Diversión

La diversión es un sentimiento que siempre tendemos a olvidar en nuestra planificación, especialmente en el sector de las reuniones. ¡Las reuniones pueden ser divertidas tanto como festivales de música y partidos de fútbol!

Independientemente de la naturaleza de un evento, la diversión siempre ofrece experiencias memorables…

Los momentos divertidos y espontáneos son lo que los asistentes se llevan como recuerdo una vez termina el evento. Tendemos a pensar que son siempre fruto del azar y la improvisación, ¡pero como profesionales de eventos tenemos que buscarlos!. No se trata de orquestar bromas forzadas, ni mucho menos, pero quizás dar carta blanca a los ponentes para tratar la información de una forma más amena, o contratar a un moderador carismático y con fuerza para enganchar a la audiencia.

  1. Sorpresa

La sensación de estar en algo habitual que termina en sorpresa es increíble. Tener pequeñas sorpresas preparadas es algo indispensable y que nunca tenemos que perder de vista, incluso en las reuniones formales y puramente científicas.

El poder de las sorpresas es también un aliado fuerte cuando tratamos de conseguir un impacto en redes sociales. Algo inesperado hace que los asistentes cogen sus móviles y empiezan a tomar fotos o videos inmediatamente.

La clave: Sorpresas justificadas, pequeños momentos de interacción directa con el público. ¿Qué tal no avisar de que las ponencias incorporan votaciones y de que todo se someterá a la opinión de la audiencia?

  1. Anticipación

La anticipación es un lujo que sólo unos cuantos eventos se pueden permitir. Viene con el prestigio y la reputación. Viene con el tiempo. ¡Crear un sentimiento de anticipación es un arte!. Steve Jobs fue el maestro de esta técnica. ¿Cuántas veces has visto a la gente vitorear y aplaudir en un anuncio de producto?

Para conseguirlo, es necesario trabajar desde el principio con unos objetivos claros:

– Crear un formato conocido en las reuniones que que se va ajustando en pequeños detalles en el tiempo.

– Crear una comunidad sólida entre los asistentes

– Analizar de forma regular y metódica la satisfacción de las expectativas de los asistentes

– Trabajar en la percepción de que nuestro evento es único y exclusivo

Podremos asegurarnos así de que ponemos todo de nuestra parte para que los asistentes deseen cada nueva edición de nuestro evento.

  1. Espontaneidad

¿Cómo motivamos la espontaneidad en nuestro evento? Este punto es, sin duda, el más sencillo de todos: mediante la participación de los asistentes.

Al dar voz a los asistentes abrimos la puerta a lo inesperado. Lo que descubriremos en un evento como este es lo inesperado, lo que podría ser bueno o malo, pero definitivamente no es aburrido.

 

Pensemos en global. ¡Organicemos eventos que salgan del límite de la sala!


Descubre qué podemos hacer por ti

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

¿En qué te podemos ayudar?

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad